Existen distintos tipos de celulitis – Conoce que tipo tienes

Existen diferentes tipos de celulitis, los cuales evolucionan lentamente y a veces, se pueden llegar a producir más de uno en una misma persona. Conocer cada tipo y la forma en que puede evolucionar nos va a ayudar a hacerle frente con mayores garantías de éxito.

Independientemente de la zona del cuerpo donde se manifieste (generalizada y localizada), también existen diferentes tipos según la consistencia, localización y evolución. Al pellizcar las zonas con más predominio de celulitis podrás apreciar fácilmente el tipo de lesión que predomina: desde pequeñas irregularidades en la piel en forma de hoyuelos, por acumulación de líquido y grasa, hasta zonas de piel fuertemente inflamadas con elevaciones y nódulos bien visibles que manifiestan dolor al presionarlas.

Tipos de celulitis más comúnes

Celulitis blanda:

Es el tipo más habitual y suele manifestarse sobre todo en mujeres a partir de los 30 años y con exceso de peso, en personas sedentarias y en personas que han sufrido cambios bruscos de peso en breves períodos de tiempo. Aumenta con la edad o al engordar y el proceso se agrava con la falta de tonicidad muscular. Normalmente aparece en muslos, glúteos, abdomen y brazos y en la mayoría de los casos no es dolorosa. Como su nombre indica, es blanda al tacto.

Celulitis dura, compacta o fibrosa:

Es más frecuente en mujeres jóvenes de complexión atlética, especialmente deportistas o bailarinas, en las que sus tejidos son firmes y están bien tonificados debido al ejercicio. Suele ser una de las primeras formas de manifestación de la celulitis. Se origina en la adolescencia y si no se elimina a tiempo, permanece durante toda la vida. Puede asociarse con otros tipos y presentarse todos a la vez. Se manifiesta en la cara externa de los muslos (cartucheras) y en la cara interna de las rodillas. La piel se ve tersa y granulada como la piel de naranja, pero no cambia de aspecto al caminar.

Da la impresión de que la piel estuviera firmemente pegada al músculo, presentándose como un bloque compacto con hoyos y es difícil pellizcarla con los dedos. Puede llegar a ser muy dolorosa, incluso sin tocar o apretar los nódulos. La piel está sometida a tanta presión cuando se tiene celulitis compacta que en muchas ocasiones aparecen estrías.

Celulitis edematosa (Piel de naranja): 

Es la menos frecuente y la más complicada de eliminar. Se relaciona con problemas de mala circulación agravados por una fuerte retención de líquidos,se encuentra en mujeres de todas las edades, pero tiende a presentarse más frecuentemente en mujeres jóvenes y adolescentes.

Suele localizarse en los muslos, rodillas y, sobre todo, en la parte inferior de las piernas, que pierden su forma para volverse más gruesas y rectas, adoptando un aspecto parecido a dos columnas. Provoca una “piel de naranja” como acorchada que se observa claramente a simple vista. Aunque no suele ser dolorosa, ni se asocia a la flacidez, la textura de la piel se nota pastosa y, a veces, sí resulta dolorosa al tacto y más después de estar mucho tiempo sentada. En ocasiones va acompañada de calambres, edemas y varices. Es consecuencia de la retención de líquidos y mala circulación.

Cuidados

Independientemente de los diversos tipos de celulitis es importante tener en cuenta una serie de cuidados básicos para combatirla y ganar la batalla. Lo primero es mantener una dieta equilibrada, sana y variada, rica en proteínas, fibra (que te ayude a eliminar grasas), vitaminas y minerales, del mismo modo se debe incrementar la ingesta de agua, practicar un poco de ejercicio (al menos dos o tres veces por semana). Y si puedes, confía en una buena esteticista y ponte en sus manos.

En Body And Mind Medical, Nutrition & Aesthetic Center, contamos con distintos tratamientos diseñados para tu bienestar y el cuidado de tu cuerpo, Reserva tu cita al  203-1144/45